cerveza o caféel creativo encerrado

Vida real, vida maquillada.

Había poca gente en el bar. Bebía tranquilo su cerveza y miraba por la ventana. Pocas ventanas contaban tantas historias como las de aquel bar se dijo.

Un abuelo compraba un helado a su nieto cumpliendo los deseos que los padres nunca quieren dar.

Una pareja de turistas con mochilas de 40 litros sudaban y sonreían intentando descifrar qué metro debían coger por los innumerables cortes que había en Madrid.

Un taxista cedía el paso a un ciclista sabedor de que su hijo era uno de esos locos. Tardó tiempo en entenderlo pero lo entendió y ahora piensa en él cada vez que les ve.

Siguió con la mirada a una chica con ojos tímidos y belleza contraída hasta que se cruzó con él. Una ligera sonrisa se intuyó en su gesto a la que él correspondió con buen hacer. Todavía quedaban miradas pensó, y sexo y cariño también…

Su móvil sonó. Al colgar revisó Instagram. Maldita aplicación diseñada cuál droga al anochecer. Un puñado de likes y un mensaje privado. Dos scroles con el dedo. Todas las fotos perfectas, vida plena, playas, viajes, fiestas y cervezas…

¿Qué contraste más extraño verdad?

Le sobresaltó la voz del anciano camarero.

¿Perdón?

Qué vaya contraste. Ahí delante suyo la vida real y en ese teléfono una vida maquillada para gustar.

Ahh si si…vaya vida esta, se defendió sin saber si se debía defender.

Vaya vida esta se repitió, ¿cuál es la vida que quieres ver?

Pinchando aquí verás todos los post de este mes: VER POST

Pinchando aquí verás TODO lo que he escrito para MUEREVACIO.

La foto es mía 😉 de vez en cuándo hago cosas en INSTAGRAM y en YOUTUBE

Pepe Martín

Pepe Martín

Culo inquieto por naturaleza. Amante del vivir, del deporte y de hacer cosas. No tengo mucha idea de nada pero aprendo a hacer de todo. Tengo tantos objetivos por cumplir que me faltan vidas para conseguirlos. Todo lo que necesitas saber de mi lo tienes en la Bio en el menú!!!!