cerveza o caféLo que tengo delante

Siento que no vivo la vida de nadie que me rodea | Pepe Martín

Se volvían a ver, misma ciudad, mismo bar, mismo camarero que les vio crecer. Se veían de trimestre en trimestre. Aunque hablaban a diario.

Estás guapísima. No hablemos de ti. Que es diciembre y sigues subiendo fotos a Instagram en bikini alardeando de tipazo. Te tengo bien vista. Hay que venderse ya tú sabes…

Cerveza? Claro.

Vamos para largo hoy no? Dos dobles.

Tienes carucha. Saliste ayer? Sí salí. Pero tengo el cerebro dando golpes y no solo por la resaca.

Cuéntame.

Mira, llevo aquí 10 días, pasando tiempo con la familia, tomando cañas con vosotros, saliendo de fiesta, encontrándome a mis exs…

Matiza, te follaste a tu ex el sábado. Cierto, pero cero sentimientos, solo deporte, golpes y sudor. Levantó la copa y brindaron mientras sonreían.

Pues eso, que hablo con la gente, estoy con mi familia, juego con mis primos y me pego risas con vosotros, pero siento que me falta algo.

Suéltalo.

Siento que no vivo la vida de nadie que me rodea. Es raro.

Se lo decía a ella. Expatriada desde hacía 4 años. Conocedora de esa sensación, un mar de lágrimas derramadas por sentirse fuera de lugar, por perderse la vida de los suyos y por no terminar de encontrar la suya. Se lo decía Paula, de las pocas amigas que tenía desde niña, ella que vivía a 400kms de casa y se lo decía a ella. Un poco egoísta pensó, pero rápido eliminó ese pensamiento.

Qué piensas dijo Paula. ¿Se te ha metido algo en los ojos? Sonriendo.

No, pienso que te entiendo, que sé de qué me hablas, que me he sentido así desde el día uno que me fui. Pero también sé que tengo la solución.

Suelta.

Mira. Lloré durante mucho tiempo por no ver a mis seres queridos, por perderme cosas, por no estar cerca. Pero aprendí algo, me estaba perdiendo cosas pero me estaba conociendo a mí. Con el tiempo me di cuenta de que no vivía la vida de nadie pero que a la vez estaba viviendo la vida de todos y, sobre todo, estaba viviendo mi vida. Aprendí que soy una afortunada por poder vivirlo todo aunque me pierda cosas.

Puedo vivir mi vida y seguir de cerca la vida de los demás.

Y una cosa te digo, no vivirla depende de tí. De no estar presente cuando vienes, de no dedicar tiempo a quién te quiere, de no sentarte a escucharles. Lo único que tengo claro es que cuando estoy, estoy presente. Y cuando me voy me centro en mí, en mi vida y en todo lo que me queda por vivir.

Joder. Amén. Lo traías preparado ¿verdad?

Qué idiota eres. Camarero dos dobles.

Pinchando aquí irás a todos mis vídeos en YOUTUBE

Pinchando aquí verás todos los post de este mes: VER POST

Pinchando aquí verás TODO lo que he escrito para MUEREVACIO.

Pepe Martín

Pepe Martín

Culo inquieto por naturaleza. Amante del vivir, del deporte y de hacer cosas. No tengo mucha idea de nada pero aprendo a hacer de todo. Tengo tantos objetivos por cumplir que me faltan vidas para conseguirlos. Todo lo que necesitas saber de mi lo tienes en la Bio en el menú!!!!