Comparten cerveza y se miran a los ojos.

Te toca preguntar a ti.

Valeeeee…

Espera un par de segundos. Lleva preparando esa pregunta desde aquel primer café. Él se muerde las uñas nervioso, impaciente…

Vengaaaa.

Ya, ¿qué quieres de mi?

Ahora es él el que se para. Sonríe mordiéndose el labio inferior.

Quiero estar dentro de ti.

Bueno, eso ya lo hiciste ayer sonríe ella cogiendo la cerveza y brindando ante él. Da un pequeño sorbo y matiza: tres veces.

Él agacha la cabeza nervioso y orgulloso.

No me refiero a eso. Quiero estar dentro de ti. Saber qué hay en tu mente, cuáles son tus inquietudes, tus miedos, tus sueños, tus objetivos, quiero saber qué buscas en “él”, quiero intentar comprenderte, saber qué te hace libre, qué buscas y cómo lo vas a conseguir…en definitiva. Quiero saber qué hay dentro de ti.

Ella retoma la cerveza. Lleva días luchando por no enamorarse de él. Y ahora le suelta eso, mirándole a los ojos, seguro de lo que quiere de ella, de él.

Creí que sólo querías estar dentro de mi. Se hace de rogar ella.

Y es así, ahora, la duda es cuánto tiempo dejaremos que el uno esté dentro del otro.

Pinchando aquí verás todos los post de este mes: VER POST

Pinchando aquí verás TODO lo que he escrito para MUEREVACIO.

Pepe Martín

Pepe Martín

Culo inquieto por naturaleza. Amante del vivir, del deporte y de hacer cosas. No tengo mucha idea de nada pero aprendo a hacer de todo. Tengo tantos objetivos por cumplir que me faltan vidas para conseguirlos. Todo lo que necesitas saber de mi lo tienes en la Bio en el menú!!!!