Nací en Segovia un 16 de Diciembre de 1987. Tuve una infancia perfecta, que sigo alargando hasta hoy.
Aprendí que en esta vida hay que hacer de todo para encontrar aquello que realmente sea tu valor diferencial…en muchos casos creo que sigo buscándolo…eso sí, trabajo muy intensamente para conseguirlo.
Soy de extremos, si algo me gusta lo hago con pasión, dedicación y entrega. Pero, si algo en mi vida no me aporta valor lo elimino y afronto las consecuencia.
Desde hace años sigo mi instinto. Tanto a nivel personal como a nivel profesional. Muchas veces funciona bien y otras veces digamos que aprendo de los errores.
Escribo pero no me considero escritor. Empecé a juntar palabras para expresar lo que sentía y fue muy grato ver que mucha gente se sentía como yo. Normalmente escribo en #muerevacio pero también colaboro en otros medios de forma puntual. He publicado mi primer libro, método para desarrollar la creatividad: “El creativo encerrado” interesante y económico 😉
Soy amante de las experiencias( viajes, pruebas deportivas, expediciones, montaña, negocios…) si no vivo experiencias nuevas no encuentro sentido a mi vida.
Me dedico a ayudar a clientes y empresas a lanzar sus ideas y sus negocios. Una idea sin desarrollar no vale nada y sin mostrarla tampoco. Desarrollo esta actividad en betheclient.es empresa de la que soy socio fundador. Tienes una ideas? a qué esperas para lanzarla?
Encontré en el deporte una vía de escape perfecta. He probado casi todos los deportes y en ninguno he llegado a destacar, fútbol, tenis, boxeo, rugby, thai boxing, pádel, ciclismo, natación, carrera…desde hace años corro por la montaña, se podría decir que cuánto más alto estoy más libre me siento.
Mis padres me enseñaron que el mundo es demasiado grande como para encerrarse y no verlo. Desde entonces he viajado solo o acompañado con el único objetivo de empaparme de nuevas culturas y conocer otros lugares. Tengo en mente dar la vuelta al mundo corriendo, y si lo tengo en mente ten claro que voy a hacerlo.
Soy más de pedir perdón que permiso. No porque siempre haga lo que quiero sino porque entiendo que si hay que pedir perdón por algo hay que hacerlo, si hay que dar las gracias hay que darlas, si hay que decir “te he echado de menos” se dice, las palabras que no decimos se consumen dentro de nosotros…
Para mi es un placer tenerte por aquí, sigamos hablando!