November 17, 2020
hay gente que muere pero también hay gente que no vive

Se siente observado, estira el brazo derecho, no hay nadie en la cama.

Entreabre un ojo, allí está ella, mirando.

Te veo bien dice ella.

Cómo quieres que esté después de lo de anoche. Responde él sonriendo clavando un codo en el colchón para incorporarse.

Sigue siendo un cabrón muy listo piensa ella y su mente le lleva a las 24 de la noche, al límite del toque de queda, a ese mensaje, a un taxi in extremis y a una noche que todavía hace que tiemble.

Él se pasa la mano por la cara para despertarse, huele a ella, a su sexo, a su pelo...

Te nota tranquila. La admira mientras ella abraza el café entre sus manos y el sol despunta por la ventana. Nadie abraza un café como ella. Cuánto amor, qué ternura, siente envidia, qué imagen más bonita piensa.

Ambos miden las palabras. Ambos tienen miedo. Otra vez, miedo, de una forma u otra, siempre miedo.

Él rompe el silencio y se ve diciendo...si seguimos con esto debemos ir con cuidado. No está la cosa para jugar demasiado... Él que acumula vivencias, peligros, cicatrices y miedos resueltos. Él, con incertidumbre, sin reconocer su voz, reconociendo el miedo, los meses pasados y su futuro.

Otra vez silencio. Ella aferrada al calor del café, mirando por la venta mientras la ciudad despierta, ¿volverá a despertar como antes?, piensa.

Sin girarse, notando el sol en la cara, sintiéndose deseada, resume.

Últimamente tengo miedo a la muerte, pero también a la vida porque hay gente que muere pero también hay gente que no vive.

Fija en ella su mirada, no se inmuta, no se gira, solo el café diría que respira.

Pinchando aquí irás a todos mis vídeos en YOUTUBE

Pinchando aquí verás todos los post de este mes: VER POST

Pinchando aquí verás TODO lo que he escrito para MUEREVACIO.

No items found.