los días malosHoy me siento solo.

No una soledad buscada. Es una soledad que te golpea sin que la veas acercarse. Otro madrugón, otro autobús, otra vez desayunas galletas con agua…otras 8 horas de autobús que aprovechas para escribir, leer y editar, otro dolor de cabeza que viene combinado por la carretera,  por el karaoke del autobús( sí, aquí ponen karaoke a toda hostia en los autobuses…), y por la comida basura que has vuelto a comer.

Llegas y diluvia.

Parece que el cielo llora y la gente se esconde. Tampoco hay mucha gente en esta ciudad, tampoco son muchos los que se esconden.

Estos días hacen ver que incluso los días menos buenos hay que vivirlos para entender los buenos. Porque siempre hay algo en el día que merece la pena ser vivido y de vez en cuando hay que esperar hasta última hora para verlo.

El sol me guiña un ojo antes de acostarse gritando acuéstate pronto que mañana nos vemos…

Pepe Martín

Pepe Martín

Culo inquieto por naturaleza. Amante del vivir, del deporte y de hacer cosas. No tengo mucha idea de nada pero aprendo a hacer de todo. Tengo tantos objetivos por cumplir que me faltan vidas para conseguirlos. Todo lo que necesitas saber de mi lo tienes en la Bio en el menú!!!!