Lo que tengo delante

La cena y el lenguaje de los signos.

cenaMe acerco a la entrada. Que no a la puerta porque no hay. El camarero-dueño me ve y me sonríe. No hablamos el mismo idioma pero nos llevamos bien. Yo señalo el plato que quiero cenar de una pared donde tienen el menú y él asiente levantando un dedo. «Uno?» Si tío uno. Ayer vine solo, hoy vengo solo y posiblemente mañana venga solo…lo resumo en una sonrisa, asiente.

El público mira la escena y veo como todas sus miradas se centran en mi. Todos se ríen, quién será el perdido este? Yo también me lo pregunto alguna vez…

Aquí no hay extranjeros, aquí la gente entra en moto hasta la cocina, los cubiertos están en una taza con agua en cada mesa y los perros buscan comida debajo de las mesas. Las cocineras dan voces al camarero y este hace lo propio. Me recuerda a casa Paco (Segovia) les faltan unos años, el jamón y la tortilla de patata…

Como nuddles con pollo, o algo por el estilo, huele a parrilla. Ayer la probé y todavía no sé qué comí…hay cosas que es mejor no saberlas.

Le hago un gesto, la nota, me trae un palillo…le señalo la cartera. «Pay». Me enseña la cuenta en la calculadora. Pago, sonríe, sonrío. «Akun» debe ser gracias. «Akun» espeto con mi mejor entonación. Me levanto, me miran, saludo, saludan…ellos no sabrán nunca quién soy y yo nunca sabré quién son ellos…la vida es interesante si la miras.

Pepe Martín

Pepe Martín

Culo inquieto por naturaleza. Amante del vivir, del deporte y de hacer cosas. No tengo mucha idea de nada pero aprendo a hacer de todo. Tengo tantos objetivos por cumplir que me faltan vidas para conseguirlos. Todo lo que necesitas saber de mi lo tienes en la Bio en el menú!!!!