Fumaba tranquila analizando todo a su alrededor. Su móvil en modo avión le daba un descanso que sólo te da viajar. 
Otro café? Le interrumpió.
Si por favor. Intentó decir en una lengua que nunca podrá dominar. Él sonrió, cómplice de su mal hacer.
Su mirada buscaba algo, un gesto, un movimiento, un ayer…algo que no fuera común en un lugar donde todo estaba por conocer. 
Apareció él, despistado y nervioso mirando el móvil. Perdido en un mundo que no estaba frente a él. Caminaba sin camino, chocaba con unos y otros y tecleaba tan rápido como su móvil podía absorber. 
A dos metros ella. Mirada crítica y comprensiva. Otra vez tarde pensó. Pero qué guapo es cuando no me ve.
Se chocaron. Esta vez levantó la vista, era ella, nadie olía así de bien. Guardó el teléfono sin dudar. Su mundo volvía a ser real. 
Se besaron cuál levitar.
Su café. 
Gracias.
Tú también tienes derecho a levitar se dijo. Brindó, aunque fuera con café.

Pinchando aquí verás todos los post de este mes: VER POST

Pinchando aquí verás TODO lo que he escrito para MUEREVACIO.

Pepe Martín

Pepe Martín

Culo inquieto por naturaleza. Amante del vivir, del deporte y de hacer cosas. No tengo mucha idea de nada pero aprendo a hacer de todo. Tengo tantos objetivos por cumplir que me faltan vidas para conseguirlos. Todo lo que necesitas saber de mi lo tienes en la Bio en el menú!!!!