Entra corriendo, respira fuerte: un ice late para llevar por favor, que voy con prisa y hoy aprieta el calor…Cuento uno, dos, tres…bueno no. Mejor me lo tomo aquí que se acaba de quedar libre esa esquina de allí.

Respira tranquila, coge agua y bebe antes de tocar el café. No mira a nadie, se sabe sola, su sitio, su bolso, su libro, su café. Lee tranquila sin levantar la vista del papel, palpa la mesa en busca del café, un sorbo una palabra, una línea, un párrafo que se esfuma como ayer lo hizo él.

Las prisas desaparecen, disfruta el café, aquí no hay estrés, incluso, los camareros sonríen y miman el café.

Todo iba rápido, todo era importante, todo tenía esa urgencia que tuvo ayer.

Pasa página y mata el café. Levanta la mirada y todo sigue en el lugar dónde estaba antes de comenzar su historia, antes de comenzar a leer, antes de comenzar su café.

Se levanta y huye rápido como si una parte de ella se quedara en este café.

Todos vuelven a correr, todos tienen prisa creyendo saber dónde deben ir olvidándose de apurar su vida, de apurar su café.

*Voy a escribir 30 post este mes porque me apetece escribir y para demostrar que la creatividad es un hábito. Esto lo trato en mi libro. VER EL LIBRO AQUÍ

Pinchando aquí verás todos los post de este mes: VER POST

Pinchando aquí verás TODO lo que he escrito para MUEREVACIO.

Pepe Martín

Pepe Martín

Culo inquieto por naturaleza. Amante del vivir, del deporte y de hacer cosas. No tengo mucha idea de nada pero aprendo a hacer de todo. Tengo tantos objetivos por cumplir que me faltan vidas para conseguirlos. Todo lo que necesitas saber de mi lo tienes en la Bio en el menú!!!!